emmasa - Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife S.A.

AVERÍAS, PAGOS Y LECTURAS Teléfono

Servicio 24 horas
GRATUITO

900 84 84 83

ATENCIÓN AL CLIENTE Teléfono

Laborables de 08:00 a 22:00 horas de lunes a viernes.

922 23 01 24
CONTACTO

Emmasa defiende la calidad del agua y garantiza que todo el suministro en Santa Cruz es apto para consumo humano

La empresa asegura que cumple con lo establecido en la Directiva Europea 98/83/CE y los Reales Decretos 140/2003, 314/2016 y 902/2018 por el que se establecen los criterios sanitarios para consumir este bien
La compañía controla también la calidad del agua mediante el Sistema de Telecontrol y Telemando, el cual visualiza y controla las instalaciones las 24 horas del día, los 365 días del año.

La Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife, S.A. (EMMASA), defiende la calidad del agua y garantiza que el suministro que se distribuye en Santa Cruz de Tenerife es apto para el consumo humano, ya que cumple con los requisitos del Real Decreto 140/2003, así como los Reales Decretos 314/2016 y 902/2018, que establecen los criterios sanitarios que se deben cumplir para que las personas puedan consumir este bien.

La compañía explica que aplica la normativa llevando a cabo los controles analíticos exigidos y cuyos resultados se remiten al Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, a través del Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo (SINAC), donde todas las muestras han sido calificadas como APTAS para el consumo. Además, destaca que la ciudadanía puede acceder a esta plataforma para consultar la información sobre el abastecimiento y comprobar toda la información acerca de la calidad del agua proporcionada por la compañía a través del siguiente enlace http://sinac.msssi.es/SinacV2

Respecto a los controles analíticos señalados, la compañía indica que se realizan tanto en los 38 depósitos de distribución de agua de consumo, así como en las 39 redes de distribución que parten de ellos. De manera concreta, los depósitos de almacenamiento son analizados con carácter bisemanal, es decir, que se realizan 3952 análisis en un año.

En el caso de las redes de distribución, que son el conjunto de tuberías diseñadas para la distribución de agua de consumo humano desde cada depósito hasta las acometidas de los consumidores, son analizadas diariamente, por lo que se realizan más de 14.000 análisis al año. Es relevante destacar que las localizaciones donde se ubican los puntos de control son representativas de cada red de abastecimiento y supervisados por Salud Pública del Gobierno de Canarias.

En cumplimiento de la normativa de aplicación, en los análisis que se realizan tanto en redes de distribución como en depósitos, se analizan distintos parámetros, hasta un total de 53, clasificados en 4 tipologías: parámetros indicadores, como son la turbidez, el pH, la conductividad o el cloro libre residual, parámetros químicos entre los que se incluyen análisis de gran variedad de metales (hierro, cobre, cromo, mercurio, aluminio, plomo), los plaguicidas o los hidrocarburos, parámetros microbiológicos, como son por ejemplo Escherichia coli, Enterococo o Clostridium perfringens y parámetros de radioactividad.

Existen además otros dos mecanismos de control paralelos. Por un lado, la autoridad sanitaria del Gobierno de Canarias realiza inspecciones mensuales y un control analítico semestral y, por otro, el Servicio de Control y Gestión Medioambiental del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, realiza el control del grifo del consumidor mediante un laboratorio contratado, tal y como establece el Real Decreto. En este sentido, apuntar que se recoge un total 290 muestras de agua en el grifo del consumidor al año, repartidas entre las 39 redes de distribución que compone la red de abastecimiento pública del Ayuntamiento del municipio, que están reguladas por el SINAC. Ninguno de estos mecanismos de control paralelos ha notificado ningún incumplimiento respecto de la calidad del agua, considerando el agua de Santa Cruz como APTA para el consumo.

 

EMMASA controla también la calidad del agua mediante el Sistema de Telecontrol y Telemando, el cual visualiza y controla las instalaciones las 24 horas del día, los 365 días del año. Este mecanismo no solo controla parámetros físicos, como son el nivel de los depósitos y los caudales de entrada y salida, sino también los de calidad del agua, como son la concentración de cloro libre residual, concentración de fluoruro y medición de turbidez. Este sistema permite por tanto tener controlada cada segundo la calidad del agua distribuida, suponiendo una garantía en continuo para los ciudadanos.

Asimismo, es importante señalar que del total de comunicaciones que EMMASA recibe de los usuarios, únicamente un 2% de las cuestiones realizadas anualmente por éstos, están relacionadas con consultas sobre la calidad del agua.

Estas consultas se deben a que pueden producirse alteraciones momentáneas del suministro cuando se realizan labores de mantenimiento tanto en la propia red de distribución competencia de EMMASA, como en las instalaciones interiores y privadas de los inmuebles que gestionan los propios usuarios. Por ejemplo, al proceder a cerrar y volver a abrir el suministro, puede tener lugar un cambio de presión que hace que el agua se vuelva blanca por unos segundos por efecto de las burbujas de aire que desaparecen rápidamente o que se produzca una ligera coloración del agua, debido a un arrastre momentáneo de sedimentos.

EMMASA tiene establecido un protocolo para minimizar estos efectos puntuales, mediante labores de purga y limpieza de las redes antes de restablecer el suministro, en cualquier operación de mantenimiento que realice sobre la red.  Y recomienda a los usuarios, que cuando realicen labores de mantenimiento en las instalaciones interiores, realicen procedimientos similares de purga y limpieza.

Ante cualquier alteración o incidencia, sea el origen que sea, EMMASA da respuesta a los clientes de manera inmediata sobre las misma o sobre cualquier inquietud que tengan sobre la calidad del servicio de abastecimiento, para ello los usuarios hacen uso de los canales de comunicación puestos a disposición, que son a través de la vía telefónica, teléfono 24 h 900 84 84 83 y a través de las redes sociales de EMMASA, Facebook y Twitter.

Destacar que a través de la FUNDACIÓN EMMASA se realizó en marzo del 2018 una cata a ciegas para comparar el sabor de tres tipos de aguas, todas ellas aptas para el consumo: el agua del grifo de Santa Cruz, el agua mineral y agua del grifo embotellada comercializada.  El resultado fue que se desmontó el mito de que cualquier agua embotellada es mejor que el agua del grifo resultando el agua de la red de abasto de Santa Cruz la ganadora con el mayor porcentaje (35%) cuando el usuario no estaba condicionado por aspectos externos (colores de los envases, información contenida en la etiqueta, etc), siendo su precio 300 veces más barata de media que el precio de cualquier agua mineral.

Origen del agua

El agua del grifo que se consume en el municipio de Santa Cruz de Tenerife proviene en un 70% de fuentes de producción propia, de las que el 67% procede de la desaladora y el porcentaje restante, de galerías y pozos propios, y el 30% restante procede de pozos y galerías privados.

EMMASA ha potenciado la producción de agua desalada que es un agua “a la carta” que permite distribuir un agua de calidad superior, en la que la cantidad de sales del agua desalada, también denominada conductividad, es inferior en un 46% por ciento, en comparación a la procedente de los canales y galerías. Al haber una menor conductividad, hay una menor concentración de sales, y con ello se mejora el sabor, el olor y el color.

Además, la potenciación de la producción de agua desalada, mejora la huella hídrica del ciclo integral del agua, mediante el aumento del aprovechamiento del agua distribuida. Así como, aumenta el grado de aprovechamiento o conversión, que es la cantidad de agua desalada que se produce por cada litro de agua de mar que se capta y que ha pasado del 42% al 47%.

Con todo ello, la compañía ha reducido la huella de carbono en una equivalencia a las emisiones producidas por 1.700 vehículos nuevos en un año, gracias a la mejora en eficiencia energética.

 

EMMASA - Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife, S.A. C.I.F. A38002929 C/ Comodoro Rolin 4-A. 38007 Santa Cruz de Tenerife.